miércoles, 26 de marzo de 2014

Claridad


<<Claridad>>

Hablemos claro, salgamos de nuestra zona de confort. Me dijeron que tuviera cuidado, mucho cuidado con los que decían <<no querer nada>> pues es a ellos terminamos entregándoles todo.
Estoy cansada de escuchar a mi corazón gritar: ¡Ya está bueno ya! No más pretextos, no más excusas, no más mentiras, no más historias de despecho. No sigas echándole la culpa al destino, a cupido, a terceras personas, a la isla de la fantasía, a Blanca Nieves y los siete enanos.

Hablemos claro, para saber cómo llegamos a donde estamos es necesario preguntarnos como llegamos aquí, ha este lugar. Yo estoy colgando de un brazo, pidiendo auxilio… Necesitamos << claridad>>
Tú y yo no estamos juntos porque yo no estuve ahí cuando tú me necesitaste. Tú y yo no estamos juntos porque yo te deje solo y tú no funcionas bien solo. Tú y yo no estamos juntos porque no esperaste por mí. No creíste en mi amor. Dos años sin mí, para ti, ¿cómo decirlo…? …Ah sí, ¡fueron demasiado esperar! Dos (2) años para mí, sin ti, no fueron nada. Pasaron rápido. Esa es la verdad. No es culpa del destino que tú y yo no estemos juntos, no fue casualidad, ni una mala jugada de cupido. (Pobre Cupido)

Tú te enamoraste de otra mujer y no fuiste capaz de decírmelo, dejaste que me enterara de la peor manera. (Me entere por ella). Mientras yo soñaba con tus besos y tus caricias tú estabas con ella. No me malinterpretes, yo no soy celosa y siempre he deseado tu felicidad, pero no me digas, que me amas, que me necesitas y que soy tu felicidad. La que manda en tu corazón, mientras que por otro lado hay una mujer a quien estas engañando.

¿Y dónde estabas tú? Cuando te llame por teléfono y no me contestaste
(¿Sera que te ocultaste en el fondo del mar?)
¿Y qué hacías tú? cuando fui por ti, porque necesitaba verte, abrazarte, mirarte a los ojos
(Cuando podía regalarte todo mi amor)
¿Y dónde andabas tú? cuando ella me dijo que no te buscara más
(Cuando podía darte el cielo con su azul)
¿Y dónde estabas tú? cuando te escribí aquella carta donde decía que te amaría toda la vida
(Que las puertas de mi corazón siempre estarían abiertas para cuando tú quisieras regresar)
¿Y dónde estabas tú?
(Cuando podía regalarte todo mi amor)

No, no fue culpa del destino, ni de la casualidad que tú y yo no estemos juntos.
Basta ya corazón, no más querer olvidar, no más aceptar el amor a cualquier precio. No más amnesia no más insomnio. Tú y yo no estamos juntos porque cuando me pediste que me fuera contigo, yo te dije que no.  Tu yo no estamos juntos porque te negaste a escribirle un final feliz a nuestra historia de amor. Tú y yo no estamos juntos porque no pude imaginar una vida a tu lado. ¿Pudiste tú?
Cuando te pregunte ¿que querías de mí? tu respuesta fue: “Nada”

¿Dónde andabas tú? Yo que siempre te extrañe, la vida es como es y yo llegue muy tarde
¿Qué puedo hacer por ti? ¿Qué más puedo darte? (cuantas noches te pensé)
“De ti no quiero nada, verte es suficiente” – me recordaste
¿Qué paso con eso de escuchar a tu corazón? ¿Qué paso con eso de te voy a amar por siempre?
¿Dónde andabas tú? (cuantas veces te busque)

Has podido decir: <<nada tiene importancia cuando se ama como nos amamos>> o << el amor todo lo perdona>>, como dijo Mana en su canción. Has podido decir: <<Mi corazón se rehúsa a olvidarte>> Has podido decir la verdad: <<quiero todo contigo>>

Yo no puedo mentirte, no puedo engañarte, si no es ahora ¿cuándo? No puedo quedarme callada sintiendo tanto, viendo como alguien tan bello, tan especial, tan inteligente, tan enamorado, tan mío y con un corazón tan noble comete los mismos errores, una y otra vez. Perdóname si te hago daño, perdóname si es que estoy equivocada y nada es como parece, pero me dejaste colgando, me dejaste colgando de un brazo, pidiendo auxilio desde un edificio muy alto, exhausta, con el corazón expuesto, al desnudo y buscando <<claridad>>. 
Me miro al espejo y no me reconozco. Es cierto que debo tener cuidado de los que dicen <<no querer nada>> porque que terminamos entregándoles todo.

Me preguntaron: ¿Cómo hacer para olvidar un amor?
JP: La mejor forma de olvidar que conseguí, fue recordando.

Sonando en mi iPod: SanLuis – ¿Dónde Andabas Tú?

lunes, 24 de marzo de 2014

¿Cómo olvidar un amor?

“My house in Budapest
My hidden treasure chest,
Golden grand piano
My beautiful Castillo
For you
You
I’d leave it all
My acres of a land
I have achieved
It may be hard for you to,
Stop and believe
But for you
You
I’d Leave it all
Give me one good reason
Why I should never make a change
And baby if you hold me
Then all of this will go away…”
Geroge Ezra – Budapest

¿Cómo olvidar un amor?

Me preguntaron ¿cómo hacer para olvidar un amor?
Yo no supe que responder
Yo que en el pasado borre todas las canciones románticas de mi iPod
para no pensar en él y me quede escuchando a Pitbull con su pegajoso “Dale”
Yo que tome un avión fuera del país, un tren muy rápido
y hasta un auto bus a Praga para alejarme y nada dio resultado

La lista es larga de las cosas que hacemos por amor
¿Pero dónde están las instrucciones de cómo olvidarlo?
Hice como en el programa de TV de ¿Quién quiere ser millonario?
y le pregunte al público presente: ¿Cómo hacer para olvidar un amor?

Me dijeron no hagas nada, acepta y calla
Me dijeron deja que te haga llorar y sufrir hasta que ya no aguantes más
¿Yo y no hacer nada? Con lo inquieta e hiperactiva que soy, no daría resultado.¿Dejar que me haga daño?, masoquista no soy, además tengo una autoestima muy elevada. No puedo quedarme en casa llorando más de dos días, me gusta rumbear demasiado  
Hice lo que hacen cuando el comodín de 50 y 50 no da resultado
Llame un amigo para que me dijera “cómo hacer para olvidar un amor”
El que es muy sabio e inteligente ofreció hipnotizarme
Me hizo reír cuando yo le que tenía eran ganas de esconderme en la cueva de Batman
Me pregunto: ¿Por qué quieres olvidar un amor?
¿Estas segura que estas lista? para hacer lo que sea necesario
  
Quiero olvidar – le dije – porque lo que es igual no es trampa y él me olvido a mi primero. Él me olvido y duele demasiado cada vez que lo recuerdo
Él me dejo en el pasado. Él me dejo en el presente. Él me dejo demasiado.
Pensé que quería olvidarlo por venganza, pero ahora sé que es envidia lo que siento, el me olvido a mi primero y ahora es mi turno de olvidarlo a él segundo.
(Pero es más fácil aprender alemán, que borrarlo de mi mente)
  
Quiero prenderle fuego al puente
Estoy lista para olvidar así como lo hizo el cuándo me prometió que me amaría por siempre.
Olvidar porque no es cierto que sea mejor diablo conocido que diablo por conocer.
Olvidarlo porque pasaron mil años y el tiempo no cura las heridas
(el silencio grita cada día mas fuerte)
 Quiero olvidarlo porque aceptamos el amor que creemos merecer
(El mundo está lleno de buenas intenciones)
 y yo merezco mucho más de lo que está dispuesto a dar

Quiero olvidarlo, sacarlo de mi sistema sanguíneo para siempre y de una vez por todas.
¿Cómo sacarse algo de la mente que se lleva anclado en el corazón?
¿Cómo olvidar un amor que no es cualquier amor? (aunque él se crea muy común y corriente) Sino ese que nos hace sentir más fuertes cuando sabemos que está ahí.
Ese amor que nos hace sentir completos, protegidos, en calma y que nos hace sonreír con tal solo una mirada. El me toca y yo me derrito por dentro.
Tu no está lista para olvidarlo – me dijo – tal vez nunca lo estés, mejor te hipnotizo
Yo jure que lo amaría por siempre y ahora tengo que romper mi juramento
     
Quiero olvidarlo porque el sufre de amnesia y no recuerda quien soy
¿Y quién soy yo para hacerlo recordar? Yo que sufro de insomnio
yo que lo amo como nunca nadie lo amo
Yo que lo lleve a todos lados en mi corazón
Yo que hasta me fui a Budapest para ver el Danubio Azul
Yo su otra mitad, su media naranja, su Don Quijote De La Mancha  
El me olvido primero, yo lo quiero olvidar, segundo
Me preguntaron hace mucho tiempo ¿cómo hacer para olvidar un amor?
y yo no supe que responder.

Me fui a Budapest y cruce todos los puentes
me dije “Dale que tú puedes”
Tu puedes todo está en tu mente (Si él pudo olvidar tú también puedes)
He comenzado a olvidar y las canciones románticas de mi iPod  están sonando nuevamente. Ya su recuerdo no me duele. He comenzado a olvidar no por venganza, no por envidia, ni siquiera por despecho.
He comenzado a olvidar porque él olvido primero y lo que es igual no es trampa. He comenzado a olvidar de tanto pensarte, de tanto recordarte, de tanto nombrarte y de tanto llevarte conmigo a todos lados. He comenzado a olvidar que algún día pensé en querer olvidarte

Me preguntaron hace mucho tiempo ¿cómo hacer para olvidar un amor?
Todavía no sé qué responder. Es más fácil aprender alemán o viajar a Budapest, pero todos al final del día aceptamos el amor que creemos merecer.

Sonando en mi iPod: Budapest, Lila wolken.   

lunes, 24 de febrero de 2014

Amarrar a un hombre

La última vez que hable con mi abuela por teléfono antes de colgar, ella me dijo que me daría el secreto de como <<amarrar a un hombre>>. En mi mente se coló la imagen de un hombre atado con un mecate (cuerda) Yo no le pregunte a mi abuela de que se trataba, ya que yo no tenía ningún interés en amarrar a ningún hombre. ¿Quién querría amarrar a un hombre? ¿Para qué? A la hora de escoger un regalo para un chico me dijeron que si uno le regalaba una correa (cinturón) eso significaba que yo lo estaba amarando o atando a mí. (Absurdo sin embargo me lo pensé muy bien antes de regarle correas a algún amigo) Mi abuela pensó que tal vez yo necesitaba ayuda en el departamento de hombres. Yo le había dicho a mi familia en esa época que yo no tenía novio. Era mentira, yo estaba saliendo con un joven, pero no le conté nada a mi familia para que no se hicieran ilusiones o me fastidiaran con preguntas. Aunque muchos me conocen como una persona muy transparente también puedo guardar secretos.
 
Mi abuela se llevó el secreto de como amarrar a un hombre a la tumba, ya que poco tiempo después de nuestra conversación telefónica ella murió sin yo tener la oportunidad de decirle cuanto la quería o de despedirme de ella o contarle que estaba saliendo con un chico y que yo no tenía la intención de amarrarle con nada. Muchas mujeres piensan que a los hombres se les puede amarrar con el matrimonio llevándolos a la iglesia (conozco a más de uno (a) que no solo se ha divorciado sino también ha mandado a anular el matrimonio ante el Vaticano). Algunas mujeres y hombres piensan que con hijos pueden amarrar a una persona. Hace años un amigo me conto que se había casado muy joven con su novia porque ella había salido en estado (embarazada) y él tenía que hacer lo correcto. ¿Lo correcto? – le pregunte. Si – me contesto. A pesar de querer a su novia, luego de casarse y convivir con ella un tiempo se dio cuenta que ella no era la mujer de su vida (no tenían nada en común) pero se quedaba a su lado por los hijos que tenían. Años más tarde él se separó de su mujer, se divorció y se volvió a casar. Hoy día vive feliz con su nueva esposa. Recuerdo la vez que le dije a mi novio que tenía miedo de quedar embarazada y él me dijo de lo más enamorado. “Tranquila mi amor… además ¿si quedas embarazada, cual es el problema? Nos casamos y vivimos felices los tres para siempre”. Yo recuerdo sintiendo temor, angustia y pánico ante su respuesta la idea de que se casara conmigo por estar embarazada me quito hasta el sueño. ¿Cómo le dices a tu novio?: Te quiero, pero si salgo embarazada no me caso contigo. ¡No quiero sentir que me amarran! Ese día decidí ser yo la responsable de cuidar de mi cuerpo (pastillas, preservativos o decir hoy no) para que algo así no sucediera. Si alguien se casa conmigo no será por hacer lo correcto o cumplir con obligaciones o por seguir las ideas románticas de que un bebe es igual a felices los tres para siempre. (Los bebes muchas veces separan más a las parejas de lo que las unen)  Los hijos son un regalo de Dios, son prestados ya que crecen, abandonan el nido y no deben ser usados para amarrar a nadie, hombre o mujer.
Estaba en una fiesta cuando le escuche decir a una mujer: “Yo le prohibí a mi marido que viajara por negocios, yo no le permito que me deje sola en casa”. ¿Sera que ella si conoce el secreto de como amarrar a un hombre? Nunca olvido la vez que mi novio me dijo: “Te prohíbo que aceptes el trabajo en la Aerolínea, yo no quiero que mi futura esposa se la pase volando en aviones”. Mi novio se volvió loco, pensé, que poquito me conoce. Yo tengo un problema de autoridad, no me gusta que me den ordenes, lo que equivale a que yo siempre hago lo que considero es mejor para mí, para mi futuro y cuando quiero hacer algo no necesito el permiso o la aprobación de nadie. A mi novio le dije muy tranquila que el trabajo ya lo había aceptado, y que era un sueño hecho realidad, sí él quería terminar conmigo por eso, ni modo. El acepto mi nuevo trabajo a regaña dientes, pero por supuesto que a la larga terminamos, no se puede amarar a un tigre que quiere volar y ser libre.

¿Por qué alguien querría amarrar a un hombre o a una mujer? ¿Porque tanta gente insiste en lo que no pueden tener? ¿Por qué querer retener a alguien a la fuerza? Se de muchas personan que interrumpen su camino, dejan de ir en búsqueda de sus sueños por complacer a sus parejas, por…  ¿cómo lo llaman?: … “el bien común” “el querer las mismas cosas” Yo extraño mucho a mi abuela, pienso mucho en ella y sus enseñanzas, quisiera decirle que encontré el secreto. Si quieres <<amarrar a un hombre>> (o a una mujer) de por vida haz esto: Quiérelo, escúchalo, respétalo, cuídalo, admíralo, dale todo tu cariño, tu amor. Consiéntelo, cocínale, llévala al cine, a la discoteca, a cenar. Baila con él, tómalo de las manos, bésale la frente. Abrázalo rico, que no quiera soltarte cada vez que te tiene en sus brazos (yo soy una experta en dar abrazos, no lo digo yo me lo dicen las personas a quienes abrazo).

Bésalo como nadie lo besa, como si fuera la última vez, comételo a besos, hazlo estremecer, muévele el piso y pon su mundo de cabeza con tus besos para que nunca olvide tu boca. Bésalo como si le hicieras el amor, entrégale el alma con un beso. (Yo beso muy rico, mejor de lo que abrazo, pero es un secreto así que no lo cuentes) Y luego finalmente déjalo libre y no me refiero que termines con él, me refiero a que aceptes su forma de ser sin querer cambiarlo, ama todo lo bueno y lo malo de él. No somos seres perfectos, así que no exijas que él sea perfecto si tú no puedes serlo. Si eso mismo, si quieres amarrar a un hombre déjalo libre para que sea feliz para que haga todo lo que quiera hacer con su tiempo. El amor verdadero no conoce límites, ni condiciones, y no detiene a nadie, así que amalo sin exigirle que tenga que amarte a tu manera. No lo obligues a cosas que él no quiere hacer. Más de una vez he vistos a hombres en las tiendas con caras largas como en los velorios, porque las mujeres los obligaron a ir de compras con ellas. ¡Ve de tiendas con tus amigas!

Me llevo años entender que la mejor manera que alguien puede amarme no es a mi manera, sino a la manera individual y única que tiene cada persona para quererme y sentir amor por mí. Funciono para mí y conmigo, hoy día me siento muy afortunada, querida, valorada, y sobre todo me siento muy libre para ir en búsqueda de mis sueños y realizar mis metas. El amor cuando es verdadero no prohíbe nada, no exige, solo da amor y recibe amor. A mis chicas lindas e inteligentes: amarren bien a esos hombres, pero con cuerdas de amor, comprensión, besos y caricias. A mis chicos bellos y enamorados:  Apoyen a sus chicas en todo lo que quieran, dejen los celos, que si es bueno o malo, todo pasa tarde o temprano y solo queda el amor en los corazones.
Gracias a mi abuela por ponerme a pensar tanto en el amor, por inspirarme con sus tantos cuentos y por cuidarme siempre desde el cielo.